La Peña

Precioso reportaje y maravillosas fotografías

Valladolid, rutas y paisajes

La pesquera, que dirige el agua hacia las aceñas La pesquera, que eleva y dirige el agua hacia las aceñas

Los ríos y arroyos suelen crear lugares apacibles, poéticos e incluso mágicos, ideales para descansar tras una semana de duro trabajo. Los clásicos bien lo expresaron:

Oh campo, oh monte, oh río!
¡Oh secreto seguro deleitoso!
roto casi el navío,
a vuestro almo reposo

Uno de esos lugares, uno de los muchos que tenemos aquí, está en la Peña, a unos 3 kilómetros de Tordesillas siguiendo el Duero aguas arriba por la orilla izquierda. Hoy nos encontramos las ruinas de unas aceñas, industrioso castillo que trasformaba el grano en harina; también tenemos una perdida playa de cantos rodados a la sombra de álamos enormes. Allí, ante la fuerza de la corriente del Duero y ocultos entre los altos árboles podemos ser espectadores que pasamos desapercibidos ante el discurrir del Duero. Sólo tenemos que escuchar el murmullo de las aguas…

Ver la entrada original 408 palabras más

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s